Haití: destino mutilado? 2 de 10


Es un hecho. El descalabro de Haití no comenzó con el devastador terremoto del 2010. El descalabro de Haití tiene su origen en la voracidad de una clase política que siempre medró entre los dirigentes políticos vinculados o no a la dictadura de los Duvalier y los posteriores golpes de Estado, asonadas, contra asonadas y toda suerte de desmanes de un liderazgo obnubilado que alentaba sus esperanzas de poder en el hambre, la ignorancia y la falta de educación de su pueblo. Y en la actualidad, existen capas políticas que apuestan al caos. Apuestan al desorden.

Esa ha sido la significación que sin decirlo a boca abierta ha dejado colegir recientemente el jefe de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), Mariano Fernández,  al advertir sobre la frágil estabilidad política de ese país, una fragilidad estimulada por los grupos que operan al calor de las angustias.

Sin embargo, para bien o para mal, hay en  su presidente Michel Martelly una apuesta hacia el futuro, pues su elección, con todo y lo complicado que resultó el establecimiento del régimen, el nombramiento y la posterior renuncia de un primer ministro y un parlamento escrutador, empeñado en coaccionar para demostrar situaciones confusas hasta de doble nacionalidad, es con lo único que cuentan los haitianos de a pie para buscar alguna salida en este momento aciago.

Despejada esta realidad irrefutable, es tiempo de que los grupos de la denominada comunidad internacional hagan lo suyo. Primero restablecer la fe en la democracia, si alguna vez se tuvo, colocar en la ruta el tren de la institucionalidad y trabajar para determinar dónde están los recursos donados, miles de millones de dólares donados a raíz del sismo del 12 de enero del 2010, quién se quedó con ese dinero, a cuáles cuentas han ido a parar, por supuesto que en el exterior.

Como decía en la entrega anterior, Martelly debe presionar para que estos recursos aparezcan, con todo y lo que esto signifique en términos de trapisondas y presiones de beneficiarios de esos recursos. Todo lo demás tendrá que disolverse y los reptiles que todavía exhiben sus colmillos horadados y fétidos y que blasonan en las sombras el terror, el chantaje, deberán desaparecer.

Es una pena que en la concepción de la política y con el orgullo intelectual y el conocimiento que de la historia tienen los académicos y políticos de esa nación, no exista un criterio de unificación y de lucha, desde la democracia, por supuesto, para desmontar las tantas absurdas situaciones  que no han permitido una luz. No hay cifras ciertas del orden del analfabetismo estructural y de la hambruna que carcome a miles de niños, mujeres y ancianos, no existen datos frescos del número de infantes infectados de enfermedades como el VIH-SIDA.

En la mentalidad estratégica de los gobiernos que han dirigido ese país no hubo intenciones. Pero ya esto es tema del pasado. Hay que mirar hacia adelante, Martelly no puede ser sojuzgado por la realidad de una atmósfera conspirativa que lo envuelve y enrarece sus caminos, el parlamento tampoco puede ponerlo entre la espada y la pared e impedir que aplique su programa de gobierno, por supuesto, si lo tiene…

Anuncios

Published by: Medrano Néstor

Periodista, consultor político y escritor, con más de 12 años cubriendo las incidencias del acontecer político, social, judicial y cultural de República Dominicana, recibió el Premio Único de Poesía de la Alianza Cultural Cibaeña, con el libro Escritos con Agua de Lluvia y la primera mención especial con los relatos del volumen Cuentos de Vapor y de Sombras en el año 2008. En el 2009 el Grupo Editorial Norma publicó su novela Héroes, Villanos y Una Aldea, que presentó en el marco de la Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2009. Ese mismo año su reportaje Niños buzos viven entre la basura y olores nauseabundos, resultó finalista en el concurso anual de periodismo de Visión Mundial y la Unicef. El Ministerio de Cultura publicó en el 2012 su novela ¿Dónde está Johnny Lupano? ¿Dónde está Johnny Lupano?, resultó finalista del certamen online de novela internacional de Yoescribo.com que patrocina la Fundación Cabana en el 2005. Es fundador de la página Hombre de Letras. Sus cuentos, poemas y ensayos han sido publicados en las revistas Vetas, Mythos y Global de la Fundación Global Democracia y Desarrollo. Tiene la columna La Cuartilla en Listín Diario. Su libro de ensayos Las Huellas Literarias de Juan Bosch fue publicado en el año 2014. Este mismo año fue antologado junto a un grupo de poetas dominicanos, en el libro Poetas de la Era III, de la Editorial Santuario, compilación de Elsa Báez.

Categorías PERIODISMODeja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s