Gotas de sol capitalino


(mi ciudad en la nostalgia)

El sol capitalino

se derrama

oblicuo sobre mi espalda desnuda

y canta con su estallido salobre

a la hora de embriagarme

esta ciudad que es mía

desde siempre.

Y veo los mágicos contrastes;

las calles tapizadas de gente y

de asfalto: de luces y de oleajes

de niños y travesías a punto de realizarse.

El faro de mis vaivenes

relumbra en el firmamento de mis callejas

allí donde rebota como lluvia

la luz de neón y la gracia de

                                          mi zona intramuros

                                          Ciudad Colonial: historia líquida

que resurge entre los paredones de la Catedral

con sus voces  de filos y campanarios,

sus luces nacientes en sus atajos

apuesta inverosímil de

una juventud congelada de siglos

                                       de lluvia y de

sol

Lloviznaron en ti los redoblantes con sus arcabuces y armas

Sagradas

Para montar los paredones de defensa y

el sembradío del orgullo fue simiente

de tus hombres que hoy te muestran henchidos

de amor: mi ciudad de Santo Domingo.

 Y si te canto es porque mi voz se quiebra

no hay palabras para recorrer estas impresiones:

Balcones azules, mujeres que ríen y celebran,

No hay silencio para adoquinar de rumores y brisas

esquinas de madrugadas enverjadas y oscuras.

El sol capitalino: gotea con su aceite

sobre mi rostro y me muestra de cuerpo entero que

la lluvia es la misma en Villa Juana y en Naco: que la risa y

el llanto salpican de similares almas:

y mis calles, las he visto desde chiquito

con su música, su locura y sus vociferaciones.

Mar que baña mis esquinas de bancos abrazados de cemento

Y sopla las palmeras el viento

De las dos de la tarde.

Y en mi ciudad

Hay, todavía los hombres pregonantes

se desplazan despacio clamando:

yuca agua tibia, plátanos grandes

salga marchanta.

Hay todavía, quienes en carretillas

Llenan de agua los bidones y se arraciman

Y surten del líquido a las mujeres

Y a las doñas que cocinan para  sus hombres.

Y mi sudor desnudo quiere contemplarte:

Ascender por tus muros y esquivar tus esquinas.

 Santo Domingo me miras con tus ojos distantes y

en el aroma del café me recuerdas

los días de infancia rebrotados de brincos y saltos.

Hay días que me traen recuerdos de esta ciudad

que fue otra y es la misma…son sus mismas arterias y su misma

sangre roja

sus mismas fuentes y palomas

sus mismos perros realengos que marchan con sus miradas aguadas

tristes.

Hay días que quisiera sentarme

Dejarme ir en El Conde; en sus filtros de sol a media tarde,

en la atmósfera corrompida de drenajes ya inservibles,

en sus balcones y apartamentos

sus edificios y angustias. La nostalgia no tiene que ver

con hedores, porque los transforma en su olfato emotivo

tampoco con miserias de barrios despoblados de fortuna

enmarañados de cables eléctricos y chicos sentados en el

colmado; la nostalgia es un vértigo, más que el charco

quiero ver al zapatero, más que al callejón de drogas

al plomero; mi ciudad es así de compleja.

Viene de un viaje distante: contó con hombres y con

Sitios

Donde se ocultan las palomas.

Anuncios

Published by: Medrano Néstor

Periodista, consultor político y escritor, con más de 12 años cubriendo las incidencias del acontecer político, social, judicial y cultural de República Dominicana, recibió el Premio Único de Poesía de la Alianza Cultural Cibaeña, con el libro Escritos con Agua de Lluvia y la primera mención especial con los relatos del volumen Cuentos de Vapor y de Sombras en el año 2008. En el 2009 el Grupo Editorial Norma publicó su novela Héroes, Villanos y Una Aldea, que presentó en el marco de la Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2009. Ese mismo año su reportaje Niños buzos viven entre la basura y olores nauseabundos, resultó finalista en el concurso anual de periodismo de Visión Mundial y la Unicef. El Ministerio de Cultura publicó en el 2012 su novela ¿Dónde está Johnny Lupano? ¿Dónde está Johnny Lupano?, resultó finalista del certamen online de novela internacional de Yoescribo.com que patrocina la Fundación Cabana en el 2005. Es fundador de la página Hombre de Letras. Sus cuentos, poemas y ensayos han sido publicados en las revistas Vetas, Mythos y Global de la Fundación Global Democracia y Desarrollo. Tiene la columna La Cuartilla en Listín Diario. Su libro de ensayos Las Huellas Literarias de Juan Bosch fue publicado en el año 2014. Este mismo año fue antologado junto a un grupo de poetas dominicanos, en el libro Poetas de la Era III, de la Editorial Santuario, compilación de Elsa Báez.

Categorías POESIA1 comentario

Un comentario en “Gotas de sol capitalino”

  1. Esta muy real, certero, y nostalgico para aquellos que crecieron en un Santo Domingo De Guzman, como el que nosotros crecimos, y dime de aquellos viajes a Estebania de Azua esos bailles que muchas veces yo mismo por no saber vailar entorpecia (ah Felipe).
    Es un berdadero placer para mi poder leer tus poesias y demas poemas, ah verdad si no me hubieras enzenado a leer en Haina no hubiese podido disfrutar de esta cosas que tu puedes expresar de tan sutil forma, de veras cuidate y sigues adelante yo estoy orgulloso de ti Nestor Felipe Medrano Rodriguez, no creo que me equivoque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s