Despejemos la sombra, amigo


Néstor Medrano

“No hagas del día una noche oscura para siempre”Steve Belong

Amigo, puedo ver sombras en muchas ocasiones: brumas, el humo blanco que surge de algún callejón de barrio temible y temido, el miedo que rebrota de alguna esquina vaporosa, de algún resquicio de polvo, cal y materia, puedo ver sombras. También puedo ver la cara pálida de las tardes nubladas y semisoleadas del barrio, puedo ver a los carajitos que se trasladan sobre sus piernas flacas entre los charcos, el barrio y la calle sin asfalto. Es así, puedo ver y desmadejar muchas cosas, lo suficiente para enarbolar alguna palabra sin voz, alguna voz sin palabra y decir lo mismo de la mierda endémica de estas miserias nuestras de cada día, de estos carajitos enfrascados en sus vicios, en sus llagas y en sus lágrimas, de estos carajitos también desmadejados y sucintos, abreviados de pronto y repentinamente en ese otro mundo alucinante y alucinado de torres y edificios y ellos, secando su sudor en las esquinas, rociando el rojo de los semáforos en sus espinazos inocentes, extendiendo las manos para pedir los centavos de la limosna, mientras, aquellos canallas que los trajeron al mundo-de un polvazo impensado, han procreado sufrientes inconcientes, a la mala de Dios-, que se queman y maltratan olisqueando el cemento, drogando sus espíritus y cayendo muertos antes de vivir la mala vida que, desgraciadamente les ha tocado desvivir. Amigo puedo palparte en las sombras, husmear en tu llanto que es salobre como la lluvia tostada por el sol y el orín de la desgracia, puedo perseguir las señas irredentas, a ras de cualquier verdad mentida de este mundo sin contratiempo y ya pasado de moda que colapsa, nos estremece, nos sucumbe y nos implora la partida y la desilusión, la muerte en mascarilla, de la desilusión inefectiva y mortal, efectiva y mortal, la misma vaina de siempre aquí, en África y en América, en todas partes los niños mueren de hambre o de enfermedades malditas e incendiarias. Como en todas partes del mundo colapsan los arco iris por falta de lluvia, por unas sequías transidas de inundaciones sofocadas y sofocantes, que todo lo arrastran, que todo se lo llevan en el lomo de la desidia. Amigo, el mundo dejó de ser para convertirse en lo que es; jirones de lluvia en sus costillas vacías, fauces sangrantes que fabrican dolor en estas instancias de desolación y amarguras que se nutren de lágrimas agrias. El mundo dejó de buscarnos y pasamos a ese anonimato de los muertos en vida, detalles de una época acabada, justificación impía de la mortalidad que no conoce instancia y que conoce todas las instancias. ¿Cuáles son esas instancias amigo? Búscalas para demostrarte que pudiste arrastrarte, correr con los dedos hinchados y el pecho henchido de latidos desacoplados. ¿De qué hablo en esta hora de desánimo y colores sin colores, ni matices, ni vida, ni esperanza? Amigo, puedo ver sombras en muchas ocasiones puedo distender mi mirada y vaciarla en bolsas de espinas sobre el lomo de las verdades a medias de quienes deben hablar con la verdad y nunca la han hablado de quienes deben incidir en los niños y no inciden o les importa un carajo la incidencia. Amigo. Puedo estrecharte en un abrazo de fuego a las 21 de la noche. Puedo decirte, calma, abandona esa pistola, échala al mar… que la traguen las olas, que la mastiquen el salitre y la espuma que la devoren los buitres de alientos oxidados y sonrisas postizas de miradas sin miradas ni colores en el rojo y negro en el azul. ¿Cuáles son esas instancias amigo? Vamos a recordar los viejos tiempos, cuando éramos más felices y menos recios: cuando divisábamos el puerto trepados en cualquier paredón de los sórdidos de la Ciudad Colonial y fumábamos y bebíamos y nos burlábamos de todo y de todos. Vamos a recorrer el camino de origen. ¿Recuerdas el Cine Lumiere y los libros de Arturo en la ventanilla de la boletería? Vamos a volver al Viento Frío, pero con otra promesa: no existen mesías, Y los que hay están limitados: subrayados en sus hombrías de carne y hueso, Soplados de aserrín rojo humedecido. Abre los brazos que en algún lugar se yergue el futuro, quizás no para ti ni para nosotros, pero otros sí Abre los ojos y mira el horizonte que transitarás, quizás no llegues o lleguemos al final del camino, pero otros sí. Vamos, fumemos. Compartamos, viajemos despacio y paso y paso, hasta donde nos lleve el crepúsculo.

Anuncios

Published by: Medrano Néstor

Periodista, consultor político y escritor, con más de 12 años cubriendo las incidencias del acontecer político, social, judicial y cultural de República Dominicana, recibió el Premio Único de Poesía de la Alianza Cultural Cibaeña, con el libro Escritos con Agua de Lluvia y la primera mención especial con los relatos del volumen Cuentos de Vapor y de Sombras en el año 2008. En el 2009 el Grupo Editorial Norma publicó su novela Héroes, Villanos y Una Aldea, que presentó en el marco de la Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2009. Ese mismo año su reportaje Niños buzos viven entre la basura y olores nauseabundos, resultó finalista en el concurso anual de periodismo de Visión Mundial y la Unicef. El Ministerio de Cultura publicó en el 2012 su novela ¿Dónde está Johnny Lupano? ¿Dónde está Johnny Lupano?, resultó finalista del certamen online de novela internacional de Yoescribo.com que patrocina la Fundación Cabana en el 2005. Es fundador de la página Hombre de Letras. Sus cuentos, poemas y ensayos han sido publicados en las revistas Vetas, Mythos y Global de la Fundación Global Democracia y Desarrollo. Tiene la columna La Cuartilla en Listín Diario. Su libro de ensayos Las Huellas Literarias de Juan Bosch fue publicado en el año 2014. Este mismo año fue antologado junto a un grupo de poetas dominicanos, en el libro Poetas de la Era III, de la Editorial Santuario, compilación de Elsa Báez.

Categorías POESIADeja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s