Ya no busques más explicaciones


NÉSTOR MEDRANO

Las explicaciones no existen cuando te hablo de ti. No podemos definirnos, ni siquiera indagar la lógica de los sentimientos: son siderales, terrestres; ¿quién sabe? Sólo está la enorme claridad de este oscuro laberinto, casi invisible, en el cual te escondes y contigo tu piel y esa cabellera de fuego que, no es un secreto, quisiera que me enredara hasta uno de esos puntos indescriptibles, en los que ignoras si sueñas, si has caído en algún letargo o si la muerte te ha aprisionado hasta el zumo del placer.
No busques más explicaciones; hay turgencias en tu cuerpo que quisiera explorar, sin brújulas, sin rutas ni direcciones, perderme como suelen perderse las gotas del sudor, mientras el trac trac trac del abanico intenta extraerlas, secarlas, pero vuelven y nacen, enfoguecidas, sin importar que los lamidos acariciantes las beban, con el vino, que, también, quisiera derramar en las comisuras de tus definiciones de mujer. Encender un cigarrillo, después, cuando te espero en estas sombras, arrinconado, atrapado en la espera de saber que no sé que sabes cuanto quisiera saber que tu cuerpo es una extensión de mis palpitaciones, que tu desnudez se ha inmolado en mi quinta de noches y días, parámetros sin tiempo, relojes estallados, porque aquí no hay cordura que valga ni claves que perduren, solo el amor…o la pasión, o el suculento festín de tu cuello aromatizado de esencias neurales, cerebrales que te piden aterrizar, humanizarte en mis quejidos almizclados, en el dulce rubor de tu rostro perfecto y tus senos perfectos y tu cuerpo, cómo aspirarte sin expirar, aunque no pueda morir si cada día puedo verte en una gota de segundo. Las explicaciones te hacen divagar, perderte en escondrijos que no necesitas, sólo darás el frente cuando tu rostro ya no sienta la presión de las miradas, el calor asfixiante de este cuarto en el cual te veo y te anhelo y te repito y me repites, hola qué tal, chao y yo desesperado por descender al desnivel de la acera para encontrarte en una ráfaga de viento y tomar lo que es mío de tu cuerpo, de tu mirada que no mira sino inspira, de tus palabras y tu intelecto que, ciertamente intentas demostrar demasiado y eso sólo los demás pueden notarlo si quieren, no es obligatorios, ante el stress de hacer el amor en un sueño pretendido te amo, me canibalizo porque te consumo de a poquito, mientras la madrugada nos pide seguir en la tarde, porque la hemos extenuado y tú, en esta realidad de poses encorsetadas lo sabes, porque en el sueño te entregas una y otra vez, luego de maquillarte, acondicionar tu pelo, esa cabellera de fuego que quisiera me enredara hasta el último punto, del sudor, de nuestras carnes bañadas, porque te amo sí, te amo sí, amo tu carne, amo tus formas de mujer, tus atributos de mujer, tu boca de mujer, tu cuello de mujer, tu indiferencia de mujer.
Anuncios

Published by: Medrano Néstor

Periodista, consultor político y escritor, con más de 12 años cubriendo las incidencias del acontecer político, social, judicial y cultural de República Dominicana, recibió el Premio Único de Poesía de la Alianza Cultural Cibaeña, con el libro Escritos con Agua de Lluvia y la primera mención especial con los relatos del volumen Cuentos de Vapor y de Sombras en el año 2008. En el 2009 el Grupo Editorial Norma publicó su novela Héroes, Villanos y Una Aldea, que presentó en el marco de la Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2009. Ese mismo año su reportaje Niños buzos viven entre la basura y olores nauseabundos, resultó finalista en el concurso anual de periodismo de Visión Mundial y la Unicef. El Ministerio de Cultura publicó en el 2012 su novela ¿Dónde está Johnny Lupano? ¿Dónde está Johnny Lupano?, resultó finalista del certamen online de novela internacional de Yoescribo.com que patrocina la Fundación Cabana en el 2005. Es fundador de la página Hombre de Letras. Sus cuentos, poemas y ensayos han sido publicados en las revistas Vetas, Mythos y Global de la Fundación Global Democracia y Desarrollo. Tiene la columna La Cuartilla en Listín Diario. Su libro de ensayos Las Huellas Literarias de Juan Bosch fue publicado en el año 2014. Este mismo año fue antologado junto a un grupo de poetas dominicanos, en el libro Poetas de la Era III, de la Editorial Santuario, compilación de Elsa Báez.

Categorías UncategorizedEtiquetasDeja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s