Nos fumamos el amor


Enciendo un cigarrillo en uno de los pasillos de este piso solitario y amarillo. Iniciar la mañana es fácil cuando uno percibe que está nublado y que la voz de la lluvia me suplicará imaginarte, tal vez desnuda a mi lado. Desnuda porque es la condición natural de tu belleza; beber un trago de rocío es poco cuando imagino que disfrazarás de caricias mis momentos de soledades únicas e indefectibles. Las soledades únicas e indefectibles son esenciales, me recuerdan que eres tan necesaria en mi vida, tan única e imprescindible, que sólo estoy solo cuando te tengo lejos o no cerca: a poca distancia de poder tocarte, temblar contigo y hacernos temblar a ambos, si en algún punto me brindas la posibilidad de hacernos el amor. ¿Cómo es hacernos el amor? Es fácil: hace falta una tarde nublada, preferiblemente de sábado, unas copas de vino, la lluvia, nuestra desnudez y la piel sobre la piel, los poros fundidos entre la carne, después el cansancio de la jornada y el caer entre los dos hasta el día siguiente.
Son jornadas simples, untados de nuestros cuerpos, bañados de nuestras ansias, gateando por los bordes resbaladizos del sudor y la lujuria: la lujuria y la caricia, los cuerpos y el alma. Al verte no puedo decir lo que en realidad quiero decir, las palabras pueden ser sustituidas en cualquier momento: por tu voz. Por la cadencia de tus caderas y por la cascada de tu pelo de oro, regado o esparcido sobre mi rostro, una vez, repitamos hasta la extenuación la jornada primordial, el acto esencial y sublime, la construcción del amor, entre fluidos y quejidos universales. Así estaremos en la permanencia de los dos, en la presencia de tus ausencia cuando me llames como mujer necesitada de caricias, de mordidas y caricias, de lamidos y caricias, de adoraciones y caricias; hasta el estallido, la locura, la ilusión construida sobre las planicies de tu pecho, tus marcas infinitas de mujer, tu pecho, tu marca. Nuestros lamidos y caricias.
Antes de alejarme del balcón y de la lluvia vuelvo a soñarte como hace unos minutos cuando te miré a los ojos y fumaste tu cigarrillo en silencio, bebiste tu café en silencio, pensativa pero pensando en mí y en la posibilidad existencial de anexarnos a la una de la tarde, entre sorbos más largos y templados del vino; entre abrazos más estrechos y apretados, entre contactos prohibidos por esas zonas donde se ha prohibido transitar a los extraños, a los que la voluntad no invita ni la pasión corresponde.
Puedo decirte ven, acuéstate a mi lado en esta tarde que de vulgar y sabatina se transformó en un año de espasmo y locura, de temblores y coitos, de amor y lascivia. Ven, puedo llamarte aunque descubro que desde tus besos me he quedado sin voz y sin articular palabra, con el torrente enmudecido de vida que nos grita sobre los pecados nuestros y nos invita a seguir pecando entre las explanadas de tu piel y los recodos de tu cuerpo. El cigarrillo se gasta; congelo tu rostro para mirarlo y besarlo, Hasta descongelarlo y derretirlo, en una tarde sabatina de excesos, amor y lujuria.
Anuncios

Published by: Medrano Néstor

Periodista, consultor político y escritor, con más de 12 años cubriendo las incidencias del acontecer político, social, judicial y cultural de República Dominicana, recibió el Premio Único de Poesía de la Alianza Cultural Cibaeña, con el libro Escritos con Agua de Lluvia y la primera mención especial con los relatos del volumen Cuentos de Vapor y de Sombras en el año 2008. En el 2009 el Grupo Editorial Norma publicó su novela Héroes, Villanos y Una Aldea, que presentó en el marco de la Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2009. Ese mismo año su reportaje Niños buzos viven entre la basura y olores nauseabundos, resultó finalista en el concurso anual de periodismo de Visión Mundial y la Unicef. El Ministerio de Cultura publicó en el 2012 su novela ¿Dónde está Johnny Lupano? ¿Dónde está Johnny Lupano?, resultó finalista del certamen online de novela internacional de Yoescribo.com que patrocina la Fundación Cabana en el 2005. Es fundador de la página Hombre de Letras. Sus cuentos, poemas y ensayos han sido publicados en las revistas Vetas, Mythos y Global de la Fundación Global Democracia y Desarrollo. Tiene la columna La Cuartilla en Listín Diario. Su libro de ensayos Las Huellas Literarias de Juan Bosch fue publicado en el año 2014. Este mismo año fue antologado junto a un grupo de poetas dominicanos, en el libro Poetas de la Era III, de la Editorial Santuario, compilación de Elsa Báez.

Categorías UncategorizedEtiquetasDeja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s